domingo, 10 de enero de 2016

BOXEO BOLIVARENSE

Ernesto España y en el ring Mildreck Taylor Vs Crisanto España

El rudo deporte de los puños, relativamente humanizado desde 1865 por el marqués Queensberry, ha producido numerosos campeones, entre ellos, cuatro mundiales en el plano profesional y los demás, casi todos, moldeados por las manos del bolivarense Angel Israel Salavarría.

         Las crónicas del siglo pasado exhiben al Boxeo como un deporte que tuvo su génesis en tiempos muy remotos, pero de procedimientos realmente brutales que comenzaron a abolirse a partir de 1865 cuando el marqués Queensberry ideó una serie de normas que dan al pugilismo carácter de juego limpio y sin la rudeza y crueldad que lo peculiarizaban.
         Entonces, el boxeo se practicaba a puño limpio, hasta que en 1872 se introdujeron los guantes.  El último campeón del mundo sin guantes fue Jhon Sullivan, que se mantuvo como peso pesado durante diez años (1882 – 1892).
Cuando el boxeo vino a Venezuela por Caracas, llegó con los guantes puestos; pero todavía era rudo y con esa misma rudeza se extendió hasta las provincias, incluyendo a Guayana. El diario “El Luchador” del 7 de julio de 1926, da cuenta de lo que fue el primer encuentro boxístico. Tuvo lugar en el cine América, entre los púgiles Mike y Adans. Ganó el último en el décimo asalto y allí mismo, sobre el ring, se concertó la revancha a 20 rounds para el sábado siguiente.  La preliminar gravitó sobre los puños de los novatos Paloma Blanca y Smasing Frank.  Estuvo presente como invitado de honor el Presidente del Estado, Gral. Silverio González y amenizó el mach, la Orquesta Dalla – Costa de José Francisco Miranda.
Pero si bien este mach fue el comienzo, el boxeo no tendrá continuidad sino a partir de 1931  cuando se suceden varios encuentros con boxeadores de fuera y del patio, entre ellos, el del 13 de febrero, entre Sánchez Mora y J. María Aguirre (Chiguire); el de José Luis Orsetti y  Kid Terris (Eugenio Pazo, del Perú), el 12 de septiembre.  Estos dos boxeadores, peso welter, volvieron a enfrentarse el sábado 19, pero la pelea fue suspendida en el sexto round debido a un cabezazo en el ojo propinado por Orsetti.  La última pelea de ese año se presentó en el mismo ring del cine América el 7 de octubre entre Kid Terris y Matheus Wortraick.  Después de 1944 que se inauguró el Estadio Heres en la Avenida Táchira, el Boxeo se sumó al Béisbol, al Rondá y al fútbol como el deporte con mayoría de adeptos y se montaban peleas frecuentemente tanto en el Ring del Cine América como en el Circo Monedero y en el Estadio.  Se jugaba el Tenis en el Club La Cancha, pero era deporte reservado a una elite y aunque la tauromaquia no es deporte había, desde principios de siglo, una afición notoria por los toros.  El atractivo del boxeo era tal en Ciudad Bolívar que el Cine Mundial, en la calle Bolívar, al igual que lo venía haciendo el América en el Paseo Falcón, montó su propio ring y a veces en una misma noche había dos programas de boxeo.  Ello explica porque Domingo Terán (Kid Urraca), famoso matarife de cerdos del Barrio Afanador, ganó en una noche dos peleas:  una en el ring del Cine Mundial y la otra seguidamente en el ring del Cine América.  Esto podían hacerlo libremente los boxeadores porque no había autoridad oficial que impusiera respeto por unas reglas que internacionalmente existían.  Y no se trataba sólo, como en el caso de Kid Urraca, de la situación de un boxeador programado para dos peleas una misma noche, sino de púgiles de 54 kilos de peso (gallo), enfrentados a otros de 58 (pluma) o de un pluma careado con un boxeador de 62 kilos (ligero).  En cierto modo el boxeo era espontáneo como la Rondada o Rondá, pero de todas maneras, un espectáculo que los bolivarenses disfrutaban con emoción primitiva a falta de buenas películas rancheras en las carteleras de los cines.
De estos boxeadores, de gran resistencia, espontáneos y libres, a quienes poco importaba peso ni número de asaltos, considerados como los primeros, como la camada pionera que dio origen al boxeo actual, sobresalen Catalino Birriel, Kid Moralito (El Chileno), Wenceslao García, Víctor Moreno (Campeón antillano), José Francisco Abolio (Kid Rumba)), campeón de las antillas nerlandesas; El Negro Tuco y José Ignacio Lugo.  Estos hasta el año 40.
El gimnasio de los boxeadores era el Circo Monedero, donde a veces Catalino Birriel montaba peleas de aficionados con gente del patio.  De allí ese embajador del barrio “Perro Seco” por 38 países del mundo, llamado Angel Israel Salavarría Avilez, quien durante diez años que duró su vida de boxeador amateur (nunca combatió como profesional) realizó 218 peleas, todas victoriosas a excepción de las que perdió con el gallo Angel Moreno y el welter junior Guillermo Salcedo, 1964, en el Palacio de los Deportes de Caracas.  Fue su último combate, luego de haberse titulado Campeón Nacional un año antes, en Las Arenas de Valencia.
Angel Salavarría, podríamos decir que es un boxeador integral, que ha quemado todas las etapas del deporte de los puños (boxeador, entrenador, juez, árbitro, director, promotor, empresario) y se mantvo activo en el ámbito del oficio hasta la edad de 57 años.  Nació el 17 de junio de 1939, año en que Joe Louis, el Bombadero de Detroit, comenzaba a despertar la admiración del mundo.
Otros boxeadores ídolos  de Guayana, coetáneos con Angel Salavarría, fueron Luis Barreto (Barretico), campeón nacional pluma; José (Chicharrita) Bolívar, J. J. Mosqueda (Kid Caraota), Miguel Rangel (El Cumanés), Angel Moreno (Kid Polar), Pablo Bermúdez (Kid Mandador), Enrique Betancourt (Kid Sabanita), Simeón Baquero (Barequito), Zurdo (Bombero) Delgado, Benigno (Pescao Frito)Bermúdez, campeón nacional; Jesús Pérez Blanco, campeón nacional y Fidel Odremán, campeón mundial.
Salavarría interrumpió su campaña boxistica al lado de entrenadores tan exigentes como Catalino Birriel y Silverio Rodríguez, quien vino de Caracas a pelear con Pepe Díaz, cuando fue reclutado para pagar el servicio militar obligatorio.  Entonces, le fue muy bien, pues su formación militar la completó con un curso en Panamá de inteligencia policial y un título de Bachiller obtenido por el sistema de libre escolaridad. De todas maneras, en la Primera División de Infantería, con sede en Caracas, donde prestaba el servicio, compitió y llegó a ser Campeón Interunidades Tácticas.  En 1961 recibe la baja y  regresa a Ciudad Bolívar para reanudar la actividad boxística, no sólo como boxeador sino también como entrenador.
A su regreso, se puso a trabajar en el Instituto Regional de Deportes al lado de Cesar Gil  Páez, quien le consiguió una beca para ingresar a la Escuela de Entrenadores, de donde egresó con toda una teoría y disciplina que lo llevó, bajo la égida del IND, a poner orden en un ambiente boxístico afectado por anormalidades y vicios, a todas luces, perjudiciales al pugilista amateur y profesional.
Su trabajo fue constante y sistemático, decano y  orgullo de haber sido el primero, entrenador clase 7 que es la máxima, idóneo para entrenar selecciones a nivel regional y nacional, dictar y recibir cursos que en su cao superaron los 35.
Como funcionario oficial del IND, a nivel regional, numerosos campeones moldearon con fortuna sin par sus manos y ojo de entrenador:  Andrés Borges, campeón nacional al igual que Diego (Terremoto) Martínez;  Ponciano (Tanquecito) Sánchez; Jesús Torres (El Bachaco); José (Venao) Ramírez; Omar Pulido; José Valor; José Alcalá (Kid Mandarina); Frank Miranda (Nacional y Bolivariano); Pedro García; Jesús Chicarrita Cedeño (tres veces subcampeón); Juan Pavito Coraspe; Jesús Patiño; José Luis Estiving (nacional y subcampeón centroamericano y del Caribe 82); Edgar Castro (nacional, medalla de bronce en las Olimpiadas de los Angeles 84, subcampeón mundial juvenil en Italia y 5 veces campeón Batalla de Carabobo); Jesús Cedeño; Carlos Rodríguez; Exides (Perico) Freirez (nacional de Batalla de Carabobo); Carlos Sánchez (subcampeón Batalla de Carabobo); José Gregorio García (nacional y campeón Cordón Bacardi (Cuba) y Copa los Reyes de Tailandia); Félix Machado (nacional, sub campeón mundial, campeón Batalla de Carabobo y campeón profesional y latino); Argenis Farías; Angel Córdova (Bronce en los Juveniles de San Cristóbal); Eddy Urbaez; José Laxa (campeón oriental); Vicente Gil; José Vicente Ruiz; Rafael Machado (Campeón panamericano y Batalla de Carabobo); Joel Torres, Carlos Andarcia; Jarris Suárez (Batalla de Carabobo); Ramón (Mocho) Centeno (sub – Campeón  Batalla de Carabobo) y Luis Magin.
Campeones nacionales nativos de Caroní:  Elio Centeno, Jesús Pérez Blanco, Odalyz Pérez (nacional y subcampeón mundial); Luis (Torito) Pérez Mesa, Argenis Farías (nacional y bronce en la Copa de los Reyes de Tailandia); José Jesús Ruíz, Francisco Cova, Vidalio Cova, Alí Mora (nacional y latino), Reinaldo Acosta, Argenis Lunar y Ramón Thaly.
Campeones nacionales nativos de Upata:  Jesús Torres (nacional y oriental), Cesar Pino (oriental), José Torres (oriental), Silet Moyano y Elio Hernández.
Campeones nacionales de Roscio:  Ponciano Sánchez, Alberto Parra, Gilberto Carrillo, Fidel Odremán (mundial amateur) y destacados Santos Méndez y Luis (Miura) Monagas.
Por el Distrito Cedeño:  Manuel Sayago (campeón nacional profesional mosca) y Armando Caigua (campeón estadal)
Todos ellos pasaron por las manos de Salavarría, además de los hermanos Ernesto y Crisanto España, antes de saltar al profesional donde se titularon campeones del mundo.  Pero cabe destacar el papel jugado por la Asociación de Boxeo desde 1960 cuando fue fundada y federada bajo la presidencia de José Montoro.   De 1960 a esta parte, la selección del Estado Bolívar se ha titulado 16 veces Campeón Nacional del Boxeo Aficionado.
Realmente, un caso jamás visto, el que dos hermanos, nacidos en un humilde caserío rural de Ciudad Bolívar, pero con el rutilante nombres, La Flor de los Hicoteos, se hayan titulado Campeón mundial de Boxeo del MundoErnesto España se tituló en junio de 1979 al noquear al ligero trinitario Claude Noel en pelea montada en Puerto Rico, pero la Faja le duró poco tiempo, la perdió al año siguiente frente a Hilme Kenty, en Las Vegas.  Su hermano Crisanto España se coronó campeón mundial de los welter al ganar por nocaut al norteamericano Meldrick Taylor, el 31 de octubre de 1992.  La retiene al defenderla por primera vez, victoria por decisión, 5 de mayo de 1993, contra el panameño Rodolfo Aguilar, en pelea montada en Belfast.  La pierde el 9 de octubre de ese mismo año, segunda defensa, frente al canadiense Dinovan Boucchar, en Manchester, Inglaterra.
Ernesto España se halla retirado del ring desde que perdió la corona afectado de hipoglicemia, mientras que Crisanto tiene en Inglaterra la matrícula suspendida por problemas en la vista.  .
El Estado Bolívar ostenta otros dos campeones mundiales de boxeo, pero no profesionales como los anteriores, sino amateurs.  Tales, el semicompleto Fidel Odremán, nativo de El Callao, titulado Cinturón de Diamantes en el Internacional de 1958 realizado en México, y José González (El Sargento), campeón welter en el mundial realizado en Italia en 1984.  Asimismo, seis veces campeón en el Torneo Batalla de Carabobo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario